Apple AI

Apple podría parecer que ha estado ausente en la lista de empresas con su propio producto de IA generativa, quizás mas centrada en temas de RA/RV/RX ahora que lanza su propio headset de esta tecnología, Vision Pro. Pero nada más lejos de la realidad. Según un nuevo informe de The New York Times, Apple busca cambiar eso muy pronto.

Ya en julio anunció que competiría en el mercado de los chatbots, y en las últimas semanas, Apple supuestamente ha comenzado a negociar con los principales editores y medios de noticias para pedirles permiso para usar su contenido para entrenar el sistema de inteligencia artificial generativa que está desarrollando. Sin embargo, la compañía no espera tener acceso a su contenido de forma gratuita y The Times dice que les ofrece acuerdos de varios años por valor de al menos $50 millones para acceder a sus archivos de noticias.

Aparentemente, algunos de los editores a los que se ha dirigido están preocupados por las repercusiones de permitir que Apple use sus artículos de noticias a lo largo de los años. Creen que un acuerdo de licencia amplio para sus archivos podría generar problemas legales en el camino. Los editores también están preocupados por la posible competencia que pueda surgir de los esfuerzos de Apple.

Dicho esto, se comenta que el fabricante del iPhone también generó buena voluntad simplemente pidiéndoles permiso y mostrando su voluntad de pagar. The Times dice que los altos mandos de la compañía han estado debatiendo durante años sobre dónde obtener datos para el desarrollo de la IA generativa. Debido a su compromiso con la privacidad, han dudado en utilizar la información recopilada de Internet.

Otras empresas con IA generativa propias habían sido acusadas de robar contenido y utilizarlo para entrenar sus productos sin el consentimiento expreso de los creadores y titulares de derechos. OpenAI, por ejemplo, se enfrenta a varias demandas que lo acusan de utilizar propiedades intelectuales de otras personas. Una de esas demandas fue presentada por novelistas como George R.R. Martin y John Grisham, mientras que otra fue presentada por autores de no ficción que dijeron que OpenAI y Microsoft han construido un negocio “valorado en decenas de miles de millones de dólares al tomar las obras combinadas de la humanidad sin permiso«.