SEG23

En medio de un panorama marcado por colapsos históricos y escándalos, las industrias de gaming y Web3 no han detenido su marcha constructiva. Esta fue una de las premisas subyacentes en la reciente conferencia SEG3 en Los Ángeles, donde se reunieron líderes de las industrias del deporte, el entretenimiento y los videojuegos para debatir sobre el futuro de la propiedad digital y los derechos de autor en la era digital.

La conferencia, que este año se trasladó a California después de dos ediciones en Europa, se promocionó como un punto de encuentro global para conectar y aprender a construir mejores productos y experiencias digitales. Un tema central fue el papel que las tecnologías emergentes, como blockchain, pueden desempeñar en este panorama.

Craig Laliberte, Director de Desarrollo de Negocios de Epic Games, subió al escenario para demostrar las amplias aplicaciones del Unreal Engine, destacando su uso en la creación de animaciones para equipos de la NFL y para Fortnite. Además, Laliberte presentó el nuevo mercado de activos digitales de la compañía, FAB, aclarando que, a pesar de las tendencias del mercado, este no albergará NFTs ni activos basados en blockchain, manteniéndose en compras estándar.

Esta postura refleja un sentimiento más amplio en la industria del gaming, donde los NFTs, a menudo asociados con esquemas de enriquecimiento rápido y fraudes, han generado una notable aversión. A pesar de esto, Epic Games ha abierto su Epic Game Store a juegos basados en blockchain, ofreciendo una alternativa a plataformas como Steam, y mostrando que, aunque cautelosa, la industria no está completamente cerrada a la integración de nuevas tecnologías.

En otro panel, Álvaro Velilla, VP Senior de Nuevos Negocios de Universal Music Group, compartió una perspectiva pragmática, señalando que no hay necesidad de adoptar tecnología blockchain a menos que responda a una necesidad específica o aporte valor tangible. Esta cautela se ve reflejada en muchas empresas que, preocupadas por la volatilidad del mercado de criptomonedas y los riesgos asociados con fraudes y regulaciones, optan por no comprometerse con blockchain.

Sin embargo, los defensores de la criptografía sostienen firmemente que blockchain es necesario para establecer la autenticidad y propiedad de los activos digitales. Kyler Frisbee, CEO y cofundador de Pogs Digital, argumenta que la propiedad real, ya sea de un objeto físico o digital, requiere un reconocimiento universal y un registro que establezca claramente esa propiedad, una función que blockchain está singularmente posicionado para cumplir.

Este debate sobre la propiedad digital y la adopción de nuevas tecnologías subraya un punto crucial en la intersección de la tecnología, el entretenimiento y el gaming: el camino hacia el futuro es intrincado y está lleno de consideraciones tanto innovadoras como cautelosas. Mientras la industria sigue navegando por este paisaje en evolución, eventos como SEG3 ofrecen una ventana vital a las conversaciones que eventualmente darán forma a la próxima era de la propiedad digital y los derechos de autor.