Papa IA

El Papa Francisco ha vuelto a lanzar una advertencia sobre la Inteligencia Artificial, alertando de que esta  “agravará las desigualdades y los conflictos”. El Papa expuso que la IA ha realizado profundas transformaciones en la sociedad, aunque solo puedan “imitar o reproducir” ciertas funciones.

El Sumo Pontífice dijo en su primer mensaje de 2024 que los dispositivos de IA deben considerarse como “sistemas sociotécnicos”, ya que el impacto de estos depende solo de su diseño técnico. Para la Iglesia Católica, la IA funciona a través de los objetivos e intereses de sus desarrolladores y propietarios.

De esta forma, el Papa Francisco invitó a cuestionar sobre la aportación real de la IA o si “hará una contribución a la humanidad”. Por lo tanto, sugirió no brindar el beneficio de la duda tan rápido y analizar sus propósitos fundamentales como la inclusión, transparencia, seguridad, equidad, privacidad y fiabilidad.

Meses atrás, el Sumo Pontífice advirtió acerca de las “posibilidades disruptivas y los efectos ambivalentes” de la IA, e instó a la comunidad global a hacer una “reflexión sobre los potenciales peligros” que puede generar si no se orienta su uso de manera responsable.

Para el Vaticano, una IA ética no es suficiente, ya que se deben establecer órganos encargados de examinar las cuestiones éticas que surjan en el campo y proteger los derechos de quienes puedan resultar afectados por la IA. Advirtió que los desarrollos tecnológicos que no conducen a una mejor calidad de vida agravan las desigualdades.

La IA será cada vez más importante. Los retos que plantea son técnicos, pero también antropológicos, educativos, sociales y políticos. Promete, por ejemplo, la liberación de los servicios de trabajo, la fabricación más eficiente, un transporte más fácil y mercados más listos, así como una revolución en los procesos de acumulación, organización y confirmación de datos.

Mi oración al comienzo del Año Nuevo es que el rápido desarrollo de las formas de IA no aumentará los casos de desigualdad e injusticia presentes en el mundo de hoy, sino que ayudará a poner fin a las guerras y los conflictos, y aliviará muchas formas de sufrimiento que afligen a nuestra familia humana.

El Papa Francisco

El Papa Francisco explicó en su discurso que las personas “deben ser conscientes” de las transformaciones que se están produciendo con la IA y “gestionar las que salvaguarden los derechos humanos”. Ahondó que la IA debe servir para el potencial humano e “impulsar las aspiraciones” humanas, “no para competir” entre ellas.

No se trata de la primera ocasión en que el Papa se refiere a las nuevas tecnologías. En 2015, el pontífice reconoció ser “un desastre” en ese ámbito. Aunque calificó a Internet, las redes sociales y los mensajes de texto como “un regalo de Dios”, siempre que se usen con prudencia.