Rafael IA

El enigma que rodea una obra maestra de Rafael exhibida en el Museo del Prado de Madrid, la Madonna della Rosa (Virgen de la Rosa), parece haber sido resuelto gracias a un algoritmo de inteligencia artificial (IA) desarrollado en Bradford. Los conocedores y expertos en arte han debatido durante mucho tiempo sobre el origen de esta pintura, que representa a María, José, el niño Jesús y Juan el Bautista.

Pese a que la pintura fue históricamente atribuida exclusivamente a Rafael; ya en el siglo XIX surgieron dudas. La mayoría de los argumentos escépticos sugerían la posible contribución del propio taller de Rafael.

En términos específicos, se cuestionó la autenticidad de la figura de José. Y algunos especularon que la sección inferior, con la rosa, podría haber sido creada por otro artista. A pesar de estos debates y previo a la IA, la mayoría de los historiadores del arte en España han mantenido consistentemente la atribución de la pintura a Rafael.

Podría decirse que hasta hace poco, los esfuerzos humanos por indagar en esta cuestión se habían estancado si acaso no agotado… Hasta que el caso se analizó con la IA.

El algoritmo de IA, creado por el profesor Hassan Ugail de la Universidad de Bradford, se sumergió en los detalles intrincados de 49 obras indiscutibles de Rafael, logrando una destacada precisión del 98% en reconocer obras auténticas del artista.

Ugail explicó que el algoritmo examina minuciosamente cada aspecto de una pintura, incluyendo la paleta de colores, las tonalidades, los valores tonales y las pinceladas. Comprendiendo así la obra a un nivel microscópico y aprendiendo las características clave del estilo de Rafael.

En relación con la Madonna della Rosa, las pruebas iniciales indicaron que el 60% de la pintura era atribuible a Rafael. Sin embargo, un análisis más detallado realizado por la IA reveló que incluso el rostro de José probablemente no pertenecía a la mano de Rafael, mientras que la porción inferior sí era “muy probablemente” del maestro renacentista.

Los resultados, tienen implicaciones significativas para la historia del arte.

El análisis del programa de IA de nuestro trabajo ha demostrado de manera concluyente que, mientras las tres figuras de la Madonna, [Jesús] y San Juan Bautista son inequívocamente de Rafael, la de San José no lo es y fue pintada por otra persona.

El profesor emérito Howell Edwards, coautor de la investigación

Además de la Madonna della Rosa, los investigadores aplicaron el algoritmo de IA a otra pintura controvertida, la Haddo Madonna en Haddo House, Aberdeenshire. Anteriormente atribuida a un artista menor, Innocenza da Imola, la IA respaldó la afirmación de que es muy probable que sea una obra de Rafael, coincidiendo con las afirmaciones del historiador de arte Bendor Grosvenor.

Aunque el profesor Ugail admite su conocimiento limitado del arte, se mantiene optimista sobre la integración de la IA en la autenticación artística. Prevé que, con el tiempo, los historiadores del arte verán la IA como una herramienta adicional en lugar de un reemplazo para la experiencia humana.

Aún cuando reconoce el posible escepticismo de los historiadores del arte, Ugail considera que la IA y otras tecnologías son un aliado valioso en la búsqueda continua de desentrañar los misterios ocultos en las pinceladas de los grandes maestros.