PUMA Metaverse

En un contexto donde varias marcas decidieron distanciarse de la Web 3.0 durante el denominado «invierno cripto», Puma permanece firme en su apuesta por la tecnología que considera será la internet del futuro. Todo bajo la tutela de su líder de tecnología emergente, Ivan Dashkov, demostrando su decisión de permanecer en esta vanguardia.

Después de dos años inmersos en el universo de la Web 3.0, los ingresos tecnológicos de Puma son aún modestos. Pero este gigante del deporte tiene la determinación de prepararse para un futuro más afín a la Web 3.0.

Dashkov enfatiza que la tecnología blockchain representa un cambio significativo en la forma en que las personas interactúan con Internet. Reconociendo que tales cambios en la Web 3.0 pueden tener un impacto considerable en el panorama de las marcas, algo que Puma tiene presente en este 2024.

Consciente de haber “perdido el barco” en las olas previas del comercio electrónico y las redes sociales, Puma busca ahora liderar en este emergente espacio. “No creemos que la forma en que existe el espacio hoy sea lo que será en cuatro o cinco años, pero queremos estar preparados”.

En junio de 2023, Puma lanzó Black Station y Black Station 2. Describiendo ambos como un “patio de juegos espacial 3D experimental” en su sitio web, esencialmente delineando un Metaverso. A pesar de esto, su Metaverso busca ofrecer a los consumidores una forma distinta de interactuar.

La insistencia de los directivos de Puma en estar preparados para el cambiante panorama Web 3.0 sugiere que la empresa considera su incursión actual en Web 3.0 y el Metaverso como parte de una estrategia a largo plazo. El reconocimiento de que el espacio podría experimentar cambios sustanciales en los próximos años demuestra un compromiso con la adaptabilidad y la innovación.

La dedicación firme de Puma a la Web 3.0, reflejada en su registro de dominio Ethereum y sus incursiones en el Metaverso, posiciona a la marca como un actor visionario en el dinámico escenario digital que se avecina en este año 2024. Mientras la empresa busca aprender de errores pasados, su enfoque proactivo hacia las tecnologías emergentes refleja una determinación de liderar en las tendencias del consumidor en constante evolución y en los avances tecnológicos.

Aunque queda por ver si el Metaverso se convertirá en una frontera duradera para las interacciones entre la marca y el consumidor, la perseverancia de Puma al navegar el paisaje del Web 3.0 apunta a un esfuerzo genuino por mantenerse a la vanguardia en un mundo digital en constante cambio.