Squid ha revelado una noticia trascendental al habilitar la funcionalidad de interoperabilidad entre blockchains en Decentraland. Utilizando la tecnología de Axelar, Squid permite transacciones entre diferentes cadenas de bloques para la compra de NFT.

Al optar por adquirir un NFT con un activo alternativo en tu billetera desde una cadena compatible con Decentraland (como Ethereum o Polygon), Squid procesa eficientemente tu orden en segundo plano. La transacción convierte tu activo seleccionado a $MANA y finaliza tu adquisición de NFT en aproximadamente 20 segundos, marcando un avance notable en la eficiencia de las transacciones

Este movimiento tiene como objetivo principal mejorar la interoperabilidad y accesibilidad en el ecosistema de Decentraland. La iniciativa beneficiará a diversos actores, incluidos creadores de contenido, jugadores y contribuyentes, al simplificar las interacciones dentro del espacio digital.

A pesar de la integración de varios tokens, el valor del token nativo de Decentraland, $MANA, sigue siendo fundamental. La idea de interoperabilidad no es marginar a $MANA, sino complementarlo, permitiendo a los usuarios aprovechar sus tenencias nativas junto con otros tokens en el mercado.

El enfoque de Squid en esta integración se basa en un principio sencillo: en cuanto un usuario ejecuta una solicitud para comprar un NFT, Squid dirige las órdenes entre cadenas en segundo plano.

Para los usuarios interesados en utilizar esta nueva característica, el proceso comienza conectando sus billeteras a Decentraland. Una vez conectados, pueden ir a la pestaña ‘Collectibles’. Un cambio notable aquí es la introducción de un botón ‘comprar con cripto’, que reemplaza la opción anterior de ‘comprar con $MANA’. Esto incluye la flexibilidad para cambiar a diferentes redes según la preferencia del usuario.

Al completar la transacción, el NFT adquirido se añadirá automáticamente al ‘armario’ del usuario. Esta mejora en la plataforma de Decentraland sigue de cerca el reciente lanzamiento de Squid NFT Checkout, que busca simplificar el proceso de compra de NFT mediante la explotación de la funcionalidad de interoperabilidad entre cadenas.

Con la introducción de NFT Checkout, Squid aborda y elimina las limitaciones comunes que enfrentan los usuarios en el mercado de NFT. Estas limitaciones a menudo incluyen restricciones para comprar NFT con ciertos tokens y cadenas específicas, lo que puede obstaculizar la accesibilidad. La solución de Squid elimina estas restricciones, ofreciendo una experiencia de compra más inclusiva y flexible.